como saber cuando el pollo ya no sirve


¿Cómo saber cuándo el pollo ya no sirve?

El pollo es un alimento que, para disfrutar de sus beneficios, debe ser consumido lo antes posible. Si no se respeta esta premisa, existe el riesgo de empezar a afectar la salud. Aunque en la mayoría de los casos se recomienda consumir el pollo en una semana, hay varios factores que nos ayudan a determinar cuando el pollo ya no sirve para el consumo.

1. Olores

Es importante que el pollo huela bien, especialmente si se encuentra en su estado crudo. Si notas algún olor desagradable, es seguro que ya no es apto para el consumo.

2. Color

El color del pollo debe ser blanco, tanto en su estado crudo como cocido. Si notas algunas zonas de color marrón extraño, desconfía que puede estar en mal estado.

3. Textura

Si el pollo se encuentra en su estado crudo y notas que cuando lo tocas empieza a desmoronarse, es que seguramente está en mal estado.

4. Refrigeración

Antes de comprar el pollo es importante tener en cuenta que debe estar correctamente refrigerado. Si no es así, lo más recomendable es no llevárselo.

Tutorial para conservar el pollo

Para conservar el pollo correctamente y tenerlo siempre listo para el consumo, hay que seguir estas simples recomendaciones:

  • Consejo 1: Cuando lo compres, opta por un filete de pollo fresco sin demasiadas capas de grasa.
  • Consejo 2: Guardar el pollo en el refrigerador en envoltorios de papel o contenedores de vidrio.
  • Consejo 3: Si es posible, cocinar el pollo lo antes posible, es decir, el mismo día de la compra.
  • Consejo 4: Descongelar el pollo correctamente en la nevera durante unas 12 horas antes de cocinarlo.
  • Consejo 5: Una vez cocido el pollo, guardarlo en la nevera lo antes posible. Así aumentará su tiempo de conservación.

Ejemplos

Si se cumplen estos consejos seguros que el pollo tendrá una vida perfectamente útil para el consumo. Algunos ejemplos de cómo esto se aplica son:

  • Compres un muslo de pollo fresco, guárdalo en un envoltorio de papel en la nevera, y cócelo antes de una semana.
  • Compres un filete de pechuga de pollo congelado y descongele durante 12 horas en la nevera. Cócelo antes de tres días.
  • Compres un paquete de muslos y alas de pollo y guárdelo en la nevera en un recipiente de vidrio. Cócelo antes de 5 días.

Es importante que conozcas bien los consejos para conservar el pollo, ya que así podrás disfrutar de sus beneficios sin riesgo, y no tendrás que preocuparte cuando el pollo ya no sirve.

Hazte con un pollo fresco

El pollo es una carne deliciosa, pero para aprovecharla al máximo, es necesario saber cómo saber cuándo el pollo ya no sirve para comer. Aquí te explicamos algunos pasos para reconocer si un pollo está bueno o no.

Consejos para saber cuando el pollo ya no sirve

  • Túnel de olor: si notas un olor desagradable al abrir la bolsa del pollo, descártalo inmediatamente. Si el pollo adquiere un olor ácido o a amoníaco, significa que ya está en mal estado y no debería comerse.
  • Textura: el pollo saludable tiene una textura particular. Oprima con sus dedos la carne del pollo para comprobar su firmeza. Si la carne se siente blanda o pegajosa, es mejor no arriesgarte y no cocinar con él.
  • Apariencia: el color del pollo sano es rosado y se conserva perfectamente dentro de su envoltura. Si el pollo está amarillo y grisáceo, deséchalo inmediatamente para evitar enfermedades.

Tutorial para diferenciar un pollo bueno de uno en mal estado

  1. Cuando estés en la sección de pollo de la carnicería, mira el envase del pollo. Descarta inmediatamente los pollos que tengan una apariencia en mal estado.
  2. Asegúrate de que el contenido en el paquete del pollo este súper fresco. Si hay líquidos dentro del envase, es mejor desecharlo.
  3. Oprima con sus dedos la carne del pollo: debe de sentirse firme.
  4. Olfatee el pollo. Si no tiene olor a carne fresca, rechace el pollo.
  5. Si el pollo está expuesto demás tiempo al aire libre, en mal estado o ha cambiado de color, deséchelo

Para evitar que el pollo se estropee rápidamente, siempre almacenarlo en su correspondiente envase debidamente sellado y en el refrigerador. No dejes que el pollo se quede afuera más de dos horas para cocinarlo. Si comienzas a notar algo sospechoso con el pollo, es mejor no arriesgarte a comerlo.

También te puede interesar  Como recuperar la contrasena de windows 7