Como percibe el sonido el oido humano


Cómo percibe el sonido el oído humano

El oído humano es una parte fundamental de nuestra percepción. Permite que nos conectemos al ambiente sonoro alrededor, ya sea por medio de música, conversaciones o ruidos de la naturaleza. Entender cómo el oído humano percibe el sonido ayuda a darnos una mejor idea de cómo nos relacionamos con el mundo exterior.

Cómo percibimos el sonido

Cuando un sonido se emite, las ondas sonoras viajan a través del aire hasta llegar a nuestros oídos. Las ondas sonoras vibrarán los tímpanos en nuestro oído interno, estimulando células nerviosas especializadas en enviar señales al cerebro que interpreta lo que estamos escuchando.

Para percibir el sonido correctamente el oído humano necesita tres componentes principales: un sistema de conducción, órganos sensoriales y el sistema auditivo del cerebro.

Componentes del oído

El sistema de conducción comprende del mecanismo encargado de canalizar las ondas sonoras desde el exterior hasta el oído interno, comprendiendo las siguientes partes

  • Pabellón auditivo
  • Conducto auditivo externo
  • Membrana timpánica
  • Tres huesecillos en el oído medio

Los órganos sensoriales perciben las señales electromagnéticas que viajan desde el oído interno hasta el cerebro. Estos órganos se conocen como cóclea. Cada célula ciliada de la cóclea se estimula por la vibración de un sonido específico, y se conoce como neurona ciliada.

Finalmente, el sistema auditivo del cerebro procesa la información proporcionada por las señales electromagnéticas, interpretándolas como sonidos. Estas señales son interpretadas por nuestro cerebro como tonos, palabras y otros sonidos.

Ejemplos de cómo percibimos el sonido

El sonido es una onda de presiones de diferentes tamaños y longitudes que viajan a través del aire. Las personas interpretamos los sonidos dependiendo de varios factores, como la forma en que están organizadas las ondas o el tamaño de los impulsos.

Cada sonido tiene una frecuencia característica, ya sea baja, media o alta. Cuanto mayor es la frecuencia, mayor agudeza tendrá el sonido. Por ejemplo, un perro ladra con una frecuencia mucho más alta que el bajo profundo de los truenos. Otra cualidad importante del sonido es la intensidad, que se refiere a cuánto es la presión de una onda sonora.

Muchas personas con problemas de audición tienen dificultades para percibir sonidos de baja frecuencia o suaves. Esto significa que los sonidos graves y bajos pueden no ser percibidos por algunas personas. Por otro lado, los sonidos de alta intensidad como los de alta frecuencia pueden sonar mucho más fuerte a las personas con problemas auditivos.

Conclusión

El oído humano es un asombroso órgano que nos permite interactuar con el mundo a través del sonido. Comprendiendo estos principios básicos de cómo el oído humano percibe el sonido podemos entender mejor cómo nos comunicarnos y relacionarnos con nuestro entorno.

Esto incluye la comprensión del trabajo del paso a paso que realiza el oído humano, desde el exterior hasta el oído interno, a través del pabellón auditivo, el conducto auditivo externo, la membrana timpánica y los tres huesecillos del oído medio. Finalmente, el sistema auditivo del cerebro procesa toda esta información para convertirla en sonidos, los cuales interpretamos como tonos, palabras, etc.

Cómo percibe el sonido el oído humano

El procesamiento del sonido por el oído humano, va mucho más allá de la simple transmisión de energía a través de ondas sonoras a nuestro cerebro. De hecho, es un proceso complejo en el que entran en juego varios órganos para convertir el sonido en una información entendible para el cerebro.

Tutorial

Comprender cómo nuestros oídos reciben sonido es el primer paso para aprender más sobre los procesos involucrados que nos permiten oír:

  • Oído externo. Esto incluye el pabellón auditivo o oreja externa. Las ondas sonoras llegan a la oreja externa primero y son captadas por los pequeños repliegues de cartílago ubicados cerca del extremo. Esto provoca un movimiento o vibración en un pequeño tímpano (membrana timpánica) que se encuentra justo dentro de la parte externa de la oreja.
  • Tímpano. El tímpano se ve afectado por las presiones de las ondas sonoras, lo que a su vez crea una pequeña onda en el interior del conducto auditivo. Este movimiento del tímpano se transmite hasta unos pequeños huesecillos: el martillo, el yunque y el estribo.
  • Huesecillos. Estos huesecillos están diseñados para magnificar la señal de sonido y transmitirlas aún más lejos hacia el interior del conducto auditivo. Estas ondas son amplificadas en los huesecillos y se dirigen a la cóclea.
  • Cóclea. La cóclea es un órgano en forma de caracol diseñado para convertir la energía mecánica en energía eléctrica. Esta conversión se logra gracias al liquido estéril dentro de la cóclea. Los pequeños pelos presentes dentro de esta estructura se ven afectados por la presión de los sonidos, lo que provoca una señal eléctrica. Esta señal eléctrica amplificada viaja a través del oído interno, hasta llegar al cerebro, donde entendemos el sonido como tal.

Ejemplos

Tomemos por ejemplo el sonido de una sirena de ambulancia. El paso a paso de cómo nuestros oídos interpretan ese sonido es el siguiente:

  1. Las ondas sonoras de la sirena entran primero en la oreja externa y causan una vibración en el tímpano.
  2. Las vibraciones de tímpano son transmitidas hacia los huesecillos (martillo, yunque y estribo).
  3. Los huesecillos se encargan de amplificar la señal de sonido para que llegue a la cóclea.
  4. Los pelos ciliares de la cóclea se ven afectados por la presión de las ondas sonoras y generan una señal eléctrica.
  5. La señal eléctrica viaja hasta el cerebro y entendemos el sonido como la sirena de una ambulancia.

Conclusiones

Nuestros oídos hacen un trabajo relativamente increíble para permitirnos recibir los sonidos con una gran exactitud. Esto es debido a varios elementos, como el diseño de la oreja externa, la presencia de huesecillos para amplificar la señal de sonido y la capacidad de la cóclea para convertir la energía mecánica en energía eléctrica.

Todo esto se conoce como audiología y es una ciencia fascinante que nos permite entender cada vez mejor el procesamiento de sonido por el oído humano.

También te puede interesar  como hacer un teclado de computadora con material reciclable