como escribir una buena introduccion


Cómo escribir una buena introducción

Unos pocos consejos prácticos para escribir una interesante introducción

Los estudiantes a menudo se enfrentan a problemas para escribir una correcta introducción para sus trabajos y hay varias reglas para esto. Aquí hay algunos consejos útiles para escribir una interesante introducción:

  • Introduce el tema: debes explicar brevemente en unas pocas frases el tema principal del trabajo. Esto ayuda a los lectores tener una idea clara de lo que se trata en el trabajo.
  • Haz que sea interesante: Usa un lenguaje bien escrito e incluye algunos datos interesantes sobre tu tema. Esto ayuda a captar la atención del lector y prepararlo para leer el contenido del trabajo.
  • Menciona la hipótesis: En el caso de trabajos científicos, resulta útil incluir también una breve referencia a la hipótesis. Esto ayuda a los lectores comprender mejor la trama del trabajo.

A continuación veremos un ejemplo de cómo escribir una buena introducción.

Ejemplo de introducción para un trabajo académico

El presente trabajo examinará la relación entre los niveles de estrés de los universitarios y el rendimiento académico. Para ello, a partir de una muestra de 50 estudiantes, se realizará una recopilación de datos sobre el nivel de estrés diagnosticado por un equipo médico especializado y el rendimiento académico de los alumnos. Se espera demostrar que los estudiantes con mayor niveles de estrés tienen peor rendimiento académico.

En conclusión, escribir una buena introducción para un trabajo requiere una buena preparación. Si sigues estos consejos, definitivamente conseguirás una introducción interesante y atractiva que ayude a los lectores a comprender mejor la trama, y lo que esperan de tu trabajo.

Introducción

Escribir una buena introducción es una habilidad esencial para cualquier escritor. No importa si estás escribiendo un artículo académico, una narración, una novela, un artículo para el periódico o un ensayo para tu clase, tener una introducción convincente es de gran ayuda para motivar a tu lector a seguir leyendo. A continuación te presentamos una guía paso a paso sobre cómo escribir una buena introducción.

Tutorial

Paso 1: Establecer el contexto

La primera parte de tu introducción debe consistir en contar algo acerca del tema y del contexto en general. Esto le dará a tu lector el contexto necesario para entender el resto del contenido de tu escritura. Afortunadamente, hay varias maneras de establecer el contexto de una forma convincente. Aquí hay algunos ejemplos:

  • Incluir una cita interesante o un consejo sabio
  • Proporcionar información breve acerca de la historia o el antecedente del tema
  • Compartir una estadística o una relación interesante
  • Plantear una pregunta para generar curiosidad y motivar al lector a seguir leyendo

Además de establecer el contexto para tu lector, el contexto también te ayudará a servir como puente para llevar a tu lector de la presentación de la información a tu propia interpretación y argumentación.

Paso 2: Explicar el propósito.

Una vez que hayas establecido el contexto, es hora de decirle a tu lector cuál es el propósito de tu trabajo de escritura. Por ejemplo, ¿estás tratando de cambiar la opinión de tu lector acerca de un determinado sujeto? ¿O estás presentando una exploración detallada de un tema? Esta segunda parte de tu introducción le resultará especialmente importante a tu lector para entender cuál es el tema y la dirección exactos de tu escritura.

Paso 3: Incluir declaraciones de tesis o puntos.

Una vez que hayas establecido el contexto y explicado tu propósito, otra forma de interesar a tu lector es incluir una declaración de tesis o puntos específicos. Estas declaraciones darán al lector una idea clara y concisa de lo que el contenido de tu escritura estará abordando. Por ejemplo, puedes incluir frases como:

  • Este ensayo se concentrará en…
  • Esta discusión destaca…
  • Se plantearán los siguientes puntos…

Si bien no es requerido que presentes todos los puntos o argumentos en tu introducción, definitivamente es útil para mantener el interés del lector, especialmente si los puntos son interesantes o relevantes para el tema discutido.

Paso 4: Sumarizar los argumentos principales.

Finalmente, una buena manera de concluir tu introducción es haciendo una breve suma de tus argumentos principales para que tu lector entienda cuál es el objetivo de tu escritura en una sola oración. Esta última sentencia ayudará a tu lector a entender cómo encajan todos los puntos y cómo se conectan con el tema principal. Una vez que hayas concluido la introducción de esta forma convincente, tu lector estará listo para pasar al resto de tu escritura.

Conclusion

En conclusión, tener una introducción convincente es una gran forma de motivar a tu lector y de asegurar que sea interesante seguir leyendo. Esto significa establecer el contexto, explicar tu propósito, incluir declaraciones de tesis o puntos y hacer una breve suma de tus argumentos principales. Cada paso le brindará la información fundamental a tu lector y lo ayudará a entender e involucrarse con el tema sin esfuerzo.

También te puede interesar  Como desinstalar peel remote