como entrenar a un perro labrador


Entrenar a un Perro Labrador

Introducción

Los Caninos Labrador Retriever son animales muy inteligentes y divertidos. Estas cualidades los hacen muy fáciles de entrenar. A continuación, se presentan algunos consejos para entrenar a un perro Labrador.

Tutorial

  • Paso 1: Establece reglas claras y límites consistentes para que tu perro Labrador entienda lo que se espera de él. Asegúrate de que estén bien definidos y cumplido con diligencia en todo momento.
  • Paso 2: Premia el buen comportamiento. Elogia y recompença a tu cachorro cada vez que muestre un comportamiento deseable. Esto establecerá unas expectativas claras para animar a tu perro a repetir ese comportamiento.
  • Paso 3: Establece un horario de entrenamiento con un principio, seguido de una estructura para construir la motivación y el interés. Las largas sesiones de entrenamiento aburrirán rápidamente a tu perro y podrían causar frustración.
  • Paso 4: Usa un lenguaje corporal consistente. Asegúrate de que todos los miembros de la familia se están comunicando de la misma manera. Usa las mismas señales con los refuerzos positivos (como elogiar y recompensar) cada vez que tu perro muestra un comportamiento deseable.
  • Paso 5: Elimina los refuerzos negativos. Los gritos, coacciones y castigos no son buenas estrategias de entrenamiento. De hecho, estos métodos pueden causar reverso, lo que lleva a un comportamiento inadecuado.

Ejemplos

  • Usa palabras clave. Utilizar palabras clave como «Ven aquí» o «Siéntate» para que tu perro sepa exactamente qué se espera de él.
  • Utiliza alimentos como refuerzo. Algunos labradores responden mejor a la comida como recompensa que otros refuerzos. Trata de usar diferentes alimentos de forma intermitente para mantener alto el interés de tu cachorro.
  • Dedícate un tiempo por día para entrenar a tu perro. Establecer unos minutos diarios para el entrenamiento fortalecerá la relación entre tú y tu Labrador. Esta sesión de entrenamiento debe ser corta y amena para ambos.

Conclusión

Entrenar y educar a tu Labrador Retriever no es difícil. Si sigues las pautas anteriores, tu perro sabrá exactamente qué se espera de él. Asegúrate de hacer el entrenamiento divertido para ti y para tu perro. ¡Es la mejor manera de obtener buenos resultados! Haz buen uso de los refuerzos positivos, elogios y recompensas para ayudarle a entender lo que se espera de él. Para lograr el mejor comportamiento de tu cachorro, solamente toma paciencia y compromiso. ¡Buena suerte con tu nuevo Labrador Retriever!

Cómo entrenar a un Perro Labrador

Los labradores son una raza inteligente, leales y amigables. Aprenden rápidamente e intuitivamente y con paciencia son fáciles de entrenar. Sigue estos pasos para tener éxito cuando entrenes a tu nuevo amigo labrador.

1. Establece los límites desde el principio

Establecer límites y una jerarquía estable desde el principio ayudará al labrador a comprender sus responsabilidades en el hogar. Jugar con el perro es importante y divertido, y también es importante que el perro aprenda algunas reglas y responsabilidades como quedarse fuera de los sofás, no entrar a los cuartos de los niños sin la aprobación de los dueños, etc.

2. Ejercicio

Un labrador necesita mucho ejercicio para mantenerse feliz y saludable. Por lo menos 30 minutos de caminata diaria son recomendables para esta raza. A medida que tu perro crezca, podrás hacer caminatas más largas, incluso juegos como agarrar frisbees o aprender sobre Agility.

3. Refuerzos positivos

Los refuerzos positivos son una forma divertida, eficaz y recompensante de entrenar a tu labrador. Esto significa ofrecerle a tu perro algún tipo de recompensas (comida, caricias o juegos) por permitirte enseñarle algo nuevo o por hacer algo bien. Esta técnica ayudará al perro a entender qué le gusta y qué no y lo ayudará a comprender con más rapidez los nuevos conceptos.

4. Repetir una y otra vez

Los labradores son muy inteligentes pero todavía necesitarán una cierta cantidad de repetición para aprender un nuevo concepto. Por lo tanto, es importante practicar una y otra vez un nuevo comando hasta que el perro lo entienda a la perfección. Apuntar a tener una clase de entrenamiento breve y divertida 1-2 veces al día de duración.

Ejemplos de comandos comunes para un labrador

  • Sentarse: Debes romper el movimiento del perro con la palabra “sentarse”. Cuando esté en la posición adecuada, recuérdale con el comando y dale una recompensa.
  • Acercar: Usa tu mano para guiar a tu perro hasta el objetivo deseado. El perro hará el movimiento. Cuando esté donde deba estar, di el comando «acercar» y dale una recompensa.
  • No: Cuando tu perro hace algo mal o sea peligroso, usa un enérgico «no» para instruirle. Esto ayudará al perro a identificar la práctica inadecuada.
  • Ver: Esta palabra significa que tu perro debe mirar en tu dirección aunque las atracciones sean muy atractivas. Esto hará que sea más fácil controlar a tu perro cuando estás en ambientes con mucha actividad.

Sé paciente y amoroso al entrenar a tu labrador. Si el entrenamiento se vuelve frustrante para los dos, puede ser beneficioso tomar un descanso y tratar de nuevo al día siguiente. Los labradores son súper inteligentes, así que conseguirás el resultado que deseas si el entrenamiento es divertido, una buena comunicación y positivo.

También te puede interesar  Como gif