Como dormir para que no te duela el cuello


Cómo dormir para que no te duela el cuello

Alterna la posición de tu cuerpo

Dormir en la misma postura durante demasiado tiempo puede causar dolor en el cuello, por lo que se recomienda cambiar la postura durante el sueño cada 30-60 minutos. Algunas buenas opciones para encontrar alivio al cuello son:

  • Dormir boca arriba: se recomienda usar una almohada pequeña bajo el cuello para mantener la columna recta.
  • Dormir boca abajo: Se recomienda usar una almohada baja y suave para que tu cuello y los hombros no estén muy sobrelevados.
  • Dormir de lado: Se recomienda usar una almohada alta y suave para ayudar a soportar la cabeza y alinear la espalda y el cuello.

Usa una buena almohada

Un buen conjunto de almohadas puede ayudarte a aliviar el dolor del cuello. Considera cambiar a una almohada de memoria viscoelástica, ya que se adapta a la forma de tu cabeza y cuello y ayuda a aliviar la presión. También es importante que evites usar una almohada demasiado suave o que sea demasiado dura. La mejor forma de elegir una almohada es tratarla en la tienda antes de comprarla.

Empuje tu cabecera

Una forma de reducir el dolor relacionado con el cuello es agregar una cabecera a tu cama. Algo tan sencillo como levantar ligeramente los pies al apoyar la espalda puede ayudar a alinear tu cuello. Si la cabecera es demasiado alta, puedes colocar una almohada detrás en un pequeño espacio para apoyar tu cuello.

Ejercicios para aliviar el cuello

Para aliviar el dolor del cuello, se recomienda realizar los siguientes ejercicios:

  • Girar la cabeza: Sientate en una silla, relaja los hombros, gira la cabeza a la derecha y, a continuación, gira la cabeza a la izquierda. Repite este ejercicio varias veces.
  • Elevación del cuello: Acuéstate boca abajo con la cabeza mirando a los lados. Eleva el cuello del suelo a la altura máxima durante 10-15 segundos. Luego baja el cuello al suelo . Repite el ejercicio varias veces.
  • Postura de los impares: Acuéstate boca abajo con los brazos extendidos a los lados. Levanta un brazo y la pierna opuesta, manteniendo los músculos abdominales en la misma posición. Cuenta hasta tres segundos, y luego baja el brazo y la pierna. Repite con el otro lado.

Conclusión

Seguir una buena higiene del sueño es importante para evitar el dolor en el cuello. Algunas formas de prevenir el dolor del cuello es alternar las posturas durante el sueño, usar una buena almohada, empujar tu cabecera para alinear tu cuello y realizar algunos ejercicios. Sigue estos consejos y consigue una mejor calidad de sueño.

Cómo dormir para que no te duela el cuello

Descansa correctamente

No hay nada peor que comenzar el día con un dolor crónico en el cuello. Si duermes en una postura incorrecta, el cuello se tensiona, lo que causa dolor. Para prevenir el dolor cervical, recomendamos que sigas los prácticos consejos de dormir correctamente para evitar lesiones y dolores en el cuello:

Tutorial:

  • Usa una almohada adecuada para tu peso. Asegúrate de que el almohada está hecha con materiales que sostengan tu cuello y cabeza para que tu espalda se encuentre alineada.
  • Cambia de postura durante la noche. Al pasar de la posición supina (tumbado boca arriba) al lado u otros, el cuello no se siente tan presionado.
  • Mantén tu cabeza y cuello alineados. Si duermes boca arriba, usa una almohada baja para mantener la alineación vertical entre la cabeza y el cuello.
  • Cambia tu almohada cada 18 meses. La almohada se acostumbra fácilmente a tu forma de cuerpo, por lo que si sigues usando la misma almohada, puede que ya no sostenga bien tu cuello y cabeza.

Ejemplos:

Para conseguir una buena noche de sueño, puedes seguir estas dos sencillas recomendaciones:

  • Usa una almohada que sea adecuada para tu posición preferida de descanso. Por ejemplo, si duermes boca arriba, elige una almohada que ayude a alinear tu cuello y cabeza para que descanses cómodamente.
  • Usa una funda para almohada que te ofrezca soporte adicional. Muchas personas que se quejan de dolor de cuello, encuentran alivio con los cojines especialmente diseñados para la presión cervical.

Recomendación

Además de seguir los consejos y ejemplos anteriores, es importante que te relajes antes de acostarte. Esto implica descansar, deshacerte de todos los pensamientos, preocupaciones y estrés para poder sentirte relajado, con el objetivo de poder dormir mejor. Esto conllevará a que los dolores en el cuello disminuyan considerablemente.

También te puede interesar  Como saber si me bloquearon de whatsapp sin que se den cuenta